¿CÓMO EXTRAER LA LECHE DE COCO?

Obtener la leche de coco es un sencillo procedimiento que debes realizar si deseas una verdadera leche de coco fresca. Aunque hoy en día la leche de coco se encuentra en los supermercados envasada en lata o congelada y empacada al vacío, la puedes extraer en casa de manera fácil y cómoda.

La leche de coco es un ingrediente utilizado como base en múltiples recetas de la cocina de Asia, América Latina (Colombia, Panamá, Ecuador, Costa Rica, entre otros) y el Caribe (Puerto Rico, República Dominicana, Las Antillas). 

En Malasia e Indonesia la leche de coco se denomina Santan, en Filipinas se llama Gata y en tailandés se conoce como Gkati nohm

No debemos confundir la "leche de coco" con "el agua de coco", porque el "agua" no se extrae de la pulpa, sino que se encuentra de forma natural en la cavidad central de la pulpa del coco. El color y sabor de la leche de coco se atribuyen a su alto contenido de azúcares y aceites. 

La leche de coco es mucho más saludable que la nata y la mantequilla, debido a que no contiene lactosa, razón por la cual su utilización está cada vez más presente en la dieta occidental y es básica en la cocina asiática. Pero, a pesar de tener un alto contenido de grasa saturada, la leche de coco es asimilada fácilmente por el organismo. 

¿Cómo extraerla? 

Ante todo, tener en cuenta que la leche de coco sólo se extrae del coco seco.

Se debe comenzar por abrir dos de los tres orificios que tiene el coco, vaciar su agua y reservarla. 


Después, poner el coco por unos minutos directamente sobre el fuego con la llama alta, cambiándolo de lado hasta que la superficie empiece a rajarse. Este paso ayuda a que la pulpa se desprenda fácilmente de la cáscara. 

Partir el coco con un golpe seco (utilizando una piedra o un martillo), abrirlo y sacar la pulpa con la ayuda de un cuchillo pequeño, introduciendo la punta de éste, entre la pulpa y la cáscara dura del coco y desprenderla poco a poco. Rallar la pulpa en trozos grandes o partir en trocitos la pulpa y colocar en una licuadora o en un "Procesador de alimentos". Verter el agua del coco, previamente reservada y licuar o procesar. Utilizar agua corriente si no desea usar el agua del coco. 

Esta ralladura (o pulpa procesada) se exprime por puñados sobre un colador para extraer la leche o se filtra utilizando un paño de algodón, apretando bien para extraer toda la
leche. El procedimiento es igual al empleado para obtener la leche de almendras. Esta es la primera leche de coco espesa, que se reserva para el final en algunas recetas que así lo requieran y es la misma leche utilizada para preparar arroz con coco frito (titoté), arroz con coco hervido, postres, guisos o estofados de aves, carnes o pescados, etc. También se utiliza en la preparación de bebidas o cocteles, tales como "Piña colada", "Pancho villa", "Coconut driver (coco azul)" o "Batida de coco", este último típico de Brasil. 

Si la receta o preparación requiere de más cantidad, deberá repetir la operación con agua caliente (no hirviendo) dos o tres veces más, añadiendo una taza de agua cada vez, hasta completar las tazas de leche de coco necesarias,  en cada receta o preparación culinaria. 

Desechar el bagazo al finalizar el proceso. 
----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su visita y comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...