EL WOK

El wok es el símbolo de la cocina asiática. Se trata de una especie de sartén redonda y es característica por ser abombada en el fondo; el tamaño medio es de 30 cm o más de diámetro. Suele estar hecha de Acero, Hierro Fundido e incluso hoy por hoy se encuentran ejemplares de Aluminio. 

Es un utensilio muy fácil de utilizar, y lo usan tanto los expertos de la cocina como los que no lo son. Se dice que el cocinero chino solamente necesita un cuchillo afilado, un tronco de madera y un wok para realizar infinidad de recetas de uno de los más deliciosos repertorios culinarios del mundo. 

El wok debe ser usado muy caliente y con una llama alta. Es necesario precalentarlo durante un minuto. Para saltear se utiliza un mínimo de aceite. Una vez que se agregan los ingredientes es necesario revolver constantemente (stir frying).

El wok tiene dos presentaciones: de dos asas, y es el wok chino, más adaptado a las frituras y a la cocción al vapor; la otra presentación tiene un solo mango, y es el wok más adecuado para los salteados, ya que su forma cónica permite remover con facilidad los alimentos gracias a un rápido movimiento de vaivén. 
El wok original es redondo, para utilizar sobre el horno de carbón de madera asiático. Sobre estufa de gas, hay que adicionar un pequeño soporte circular y evidentemente, no es conveniente usarlo en estufas eléctricas Por eso, en Francia,  principalmente se encuentran los woks de fondo plano, igual de eficaces que los originales, por lo menos cuando son suficientemente profundos. 

Los woks asiáticos son de Acero bastante grueso o fundido, pero pesados. Es necesario ennegrecerlo calentando un poco de aceite en su interior antes de usarlo y repetir esta operación varias veces. Después hay que lavarlo con agua sin ningún detergente para que no se pegue. 

Los woks "occidentales" son de Aluminio, de Acero Inoxidable o de Aluminio fundido y suelen tener un revestimiento antiadherente. 

En el wok las cocciones rápidas conservan intactos el color, la textura, el sabor y los nutrientes de los alimentos y esto lo podemos verificar al ingerir los distintos alimentos preparados. Sutiles y crocantes quedan las verduras, las carnes rojas y blancas, firmes y muy tiernas; y los pescados, permanecen con su particular sabor. 

Otra gran ventaja del wok es que sirve tanto como sartén y como olla, es posible hacer casi todo lo que hacemos con esos dos utensilios usando solamente uno, ya que con el wok podemos: cocinar, saltear, freír, y hacer platos al vapor. Pero, sobre todo, cocinar en forma rápida, equilibrada y con un sabor muy exclusivo que nació en el "exótico oriente" y que hoy deleita, cada vez más, a la cocina occidental.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su visita y comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...